Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Salvador Poveda’


Columna radiófonica emitida el 16 de abril de 2014 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’)

[audio https://dl.dropboxusercontent.com/u/24365947/EN%20EL%20PUNTO%20DE%20MIRA%20-%20160414.mp3]Pleno Ayuntamiento de Monóvar [Fuente: Radio Elda Cadena SER

Con un pleno extraordinario solicitado cuando estaban en la oposición y en el que, mayoritariamente, se han tratado temas de ámbito nacional y autonómico. Así ha comenzado la andadura del gobierno de coalición entre el partido socialista y el grupo independiente al frente de nuestro ayuntamiento.

Tras diez meses de negociaciones fallidas para llevar a cabo una moción de censura que nunca llegó, paradójicamente, la renuncia de Salvador Poveda hizo más por otorgarle la alcaldía a la oposición que por mantener a los populares al frente del gobierno local.

Desde el mismo día en que se hizo pública la renuncia, los cuatro grupos políticos presentes en el pleno del Ayuntamiento movieron ficha. Monóvar retrocedía así hasta el inicio de la legislatura: el empate técnico entre los partidos mayoritarios volvía a otorgarle la llave de gobierno al GIMV y relegaba al BLOC a ejercer de convidado de piedra.

Cada partido preparó su jugada. El PP cometió el error de apostarlo todo a una carta: la de la segunda ronda de votaciones que convertiría a Desirée Bellot en primera alcaldesa de Monóvar. No digo que no negociasen con el grupo independiente, pero desde que los populares quedaron en minoría y tras la denuncia de Carolina Albert contra Bellot, un posible pacto de gobierno entre PP y GIMV parecía improbable, aunque no imposible. Ya sabemos que bajo la máxima de “lo mejor para el pueblo” todo cabe.

Por su parte, el PSOE se ha hecho con la alcaldía con el mismo pacto con el que desde hace meses sólo consiguió amagar con una moción de censura que nunca llegó. Dicen que quien la sigue la consigue y así fue gracias al apoyo de los militantes del grupo independiente.

Ahora se abre una nueva etapa en el Ayuntamiento. Una etapa de cambios que van más allá del traspaso de regidorías. La coalición PSOE-GIMV tiene trece meses por delante para demostrar que las propuestas que realizó desde la oposición no eran sólo un arma arrojadiza con la que poner zancadillas al anterior gobierno. Trece meses en los que el nuevo tándem socialistas-independientes debe evitar caer en el error de querer hacer demasiado en poco tiempo o, por el contrario, quedarse demasiado cortos.

En escasos diez días hemos pasado de un gobierno en minoría y completamente ineficaz, a un gobierno de coalición que tiene la mayoría absoluta para sacar adelante sus propuestas. Esto, a priori, no significa que hayamos mejorado. Tan mala es la inoperancia de una minoría que no es capaz de alcanzar acuerdos, como una mayoría que no necesita dialogar para llevar a cabo su proyecto político.

Read Full Post »


Columna de opinión radiófonica emitida el 19 de junio de 2013 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

[audio  https://dl.dropboxusercontent.com/u/24365947/EN%20EL%20PUNTO%20DE%20MIRA-MIERCOLES%2019%20JUNIO%202013-PATRICIA%20PASTOR.mp3%5D

Porque los puntos del orden del día no reunían las condiciones necesarias o porque trataban asuntos de competencia exclusiva del alcalde o porque ya estaban solucionados o en vías de solución. Estos fueron los motivos con los que el alcalde Salvador Poveda dio por zanjado el último pleno a los pocos minutos de empezar. En menos de un mes, hemos pasado del “ahí queda eso” a no celebrar un pleno.

La política local está en plena ebullición. Mientras el grupo de gobierno se aferra al sillón de mando, la oposición acelera las negociaciones y prepara una moción de censura con la que ganar la alcaldía, a más tardar, en el mes de septiembre. Al final, todos con las escobas en alto, y la casa sin barrer.

Fuente: Blog de Mark de Zabaleta en Comunidad El País

El “quítate tú que me pongo yo” no es nuevo en un ayuntamiento, el nuestro, en el que es difícil vivir más de una legislatura en calma. Podríamos decir que el  baile de partidos y las mociones de censura, son casi una constante en la política monovera de los últimos años. Una constante en la que salimos perjudicados los de siempre, los monoveros. En los plenos deberían tratarse temas que nos atañen a todos, sin embargo, cuando entra en juego el sillón de la alcaldía, los partidos se la pasan tirándose los trastos a la cabeza los unos a los otros.

En este sentido, nuestro ayuntamiento no es una excepción. En cualquier administración local, regional o nacional es fácil encontrar a políticos que, a falta de argumentos con los que hacer frente a los problemas de la ciudadanía, recurren al “y tú más” o a votar sistemáticamente que no a cualquier propuesta que se le haya ocurrido a otro partido, aunque ello vaya en detrimento de los ciudadanos. A veces parece que actúen a propósito para darle la razón a Groucho Marx cuando decía que “la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

No se trata de criminalizar a los políticos, sino de darles un toque de atención para que dejen de mirarse el ombligo y se preocupen de los ciudadanos. Se trata de recordarles que no trabajan para un partido político, sino por y para el pueblo.

Read Full Post »


Columna de opinión radiófonica emitida el 15 de mayo de 2013 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

“El que esté en política para enriquecerse, que se vaya”, así de tajante se mostraba el Presidente de la Generalitat, Alberto Fabra hace sólo unos meses. No era el único que trataba de desligarse de los casos de corrupción y mangoneo que campan a sus anchas entre las filas de todos los partidos políticos. Tampoco fue el último en sumarse a la cantinela de que en el sector público nadie se hace rico, que trabajando en lo privado se gana mucho más.

Siguiendo el ejemplo de Fabra,  el alcalde, Salvador Poveda, declaró hace escasamente una semana que su sueldo ronda los 1.200 euros mensuales, que sólo cobra 200 euros más que los policías municipales que protestan, cada jueves, por el recorte salarial.

Policía local de Monóvar protestando frente al Ayuntamiento

Los policías no son, ni de lejos, los únicos perjudicados por la suspensión de la productividad, aunque sean los que más ruido hacen. Ahora, además de los funcionarios y trabajadores vinculados al ayuntamiento, los miembros del gobierno municipal van a ver reducida su retribución o, incluso se van a quedar sin ella, si en el pleno del próximo viernes se aprueba la moción presentada por el partido socialista.

Resulta curioso que llevemos a vueltas con el salario del alcalde y los concejales desde 2008. Desde aquella valla publicitaria colocada por los socialistas monoveros a la entrada del pueblo en la que se hacían públicos los supuesto emolumentos del grupo de gobierno. Resulta más curioso todavía, que esta sea, otra vez, la gran baza con la que cuenta la oposición para intentar socavar al PP y conseguir la alcaldía.

Estoy a favor de que los políticos cobren. Creo que todo aquel que desempeña un trabajo, sea público o privado, debe cobrar por ello. Eso sí, el que cobre de las arcas públicas no debería cobrar de las privadas. Porque este es el quid de la cuestión: el problema no es que se cobre o se deje de cobrar, el problema es que continuamos pensando que lo público es gratis, cuando no lo es. Por eso cuando un político dice aquello de “estando en política pierdo dinero”, me parece una broma de muy mal gusto. Sobre todo porque los políticos tienen un privilegio que ningún otro trabajador tiene: pueden subirse o bajarse el sueldo a su antojo. Así que, ya está bien de hacerse el mártir, no engañan a nadie, ya sabemos lo bien se vive a nuestra costa, a costa de lo público.

Read Full Post »


Columna de opinión radiófonica emitida el 20 de febrero de 2013 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

Cuentan con ciento setenta y siete años a sus espaldas. El paso del tiempo, y el fortalecimiento de los ayuntamientos, las relegó a un segundo plano. Entre el municipio y la administración autonómica, las diputaciones se han convertido en instituciones testimoniales de la descentralización política y del caciquismo provincial, cuya utilidad es más que cuestionable.

Las diputaciones se han convertido en el Parlamento Europeo del ámbito provincial. Son el lugar idóneo en el que colocar a antiguos cargos políticos con los que ya no se sabe qué hacer.

Ahora que la crisis aprieta y que las arcas no pueden mantener ni competencias duplicadas, ni tantos cargos designados a dedo. De ahí que el gobierno aprueba la reforma de la administración local. Una reforma que va de los cimientos al tejado. De los ayuntamientos a las diputaciones, pasando por mancomunidades y otras instituciones de carácter local.

Fachada diputación de Alicante

Fachada de la diputación provincial de Alicante

Bajo la bandera de la austeridad, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, fue el encargado de anunciar que la reforma supondrá un ahorro de más de 7.000 millones de euros. Ojalá me equivoque, pero estando como estamos tan acostumbrados a previsiones que no se cumplen, todo indica que nos encontramos ante un nuevo ‘cuento de la lechera’ que terminará con menos dinero del esperado en las cuentas públicas.

En el ámbito local, ¿qué supone la reforma para un ayuntamiento como el nuestro (Monóvar)? Por ejemplo, supone que uno de los actuales concejales se quede sin sueldo, ya que sólo cinco podrán mantenerlo según los baremos que recoge la reforma. Otro ejemplo, a partir de ahora el sueldo del alcalde se fijará por ley.

Ya que hablamos de dinero, esta semana la Generalitat ha pagado gran parte de la deuda que mantiene con nuestro ayuntamiento. Un poco de luz al final del túnel para las arcas municipales. Sin embargo, continúan sin aprobarse los presupuestos municipales por segundo año consecutivo. Ayer, el alcalde, Salvador Poveda, volvía a decir ante estos micrófonos que  la culpa es de la oposición y de su política del “no por el no”. Lo que al alcalde se le olvidó mencionar es que la política del no la llevan a cabo tanto los grupos de la oposición como el propio grupo de gobierno. Al PP se le olvida que no puede gobernar en minoría usando los mismos mecanismos que cuando se tiene mayoría.

——

Te interesará…

… el programa en el que Jordi Évole (Salvados) entrevistó al Vicepresidente segundo de la Diputación de Alicante, César Augusto Asencio. El vídeo aquí.

…los siguiente documentos que la Moncloa ha hecho públicos sobre las reformas ralizadas en España, entre las que se encuentra la de la adminsitración local (Las reformas del Gobierno de España. Determinación frente a la crisis) y el documento específico sobre dicha reforma (Reforma para la racionalización y sostenibilidad de la administración local).

Read Full Post »


Columna de opinión radiófonica emitida el 7 de noviembre de 2012 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

El silencio puede convertirse en el ruido más ensordecedor o en el sonido más apacible. Sin embargo, cuando nos referimos al ámbito político, el silencio se convierte en un arma que causa recelo. Algunos políticos se sirven de él para desviar la atención y centrarla en temas que, a su juicio, son más importantes. Y los hay que incluso lo utilizan como excusa para no alimentar polémicas. O, al menos, eso dicen.

Sea cual sea el uso que se le quiera dar, el silencio político suele suscitar desconfianza. ¿No les parece sospechoso que el GIMV, con Emilio Orgilés a la cabeza, no haya hecho ninguna declaración tras la denuncia interpuesta contra Desiré Bellot y su hermano por el caso del alumbrado del polideportivo? La edil popular no dudó en alzar el teléfono y hablar ante los micrófonos de Radio Monóvar, mientras el GIMV prefirió guardar silencio. Por no nombrarlo, ni aparece en el minúsculo apunte político del grupo independiente en El Veïnat.

El GIMV tampoco ha abierto la boca cuando el alcalde, Salvador Poveda, les ha tildado de derrochadores por querer gastarse 440.000€ en la piscina cubierta. ¿Será que el GIMV no habla porque guarda un as bajo la manga y está esperando el mejor momento para romper su silencio?

Más que silencio, el BLOC lo que ha sufrido es un claro caso de amnesia transitoria. Antes de formar parte del gobierno, el partido de José Ginés denunció la subida de tasas, entre ellas la de la basura. Mientras estaba en el gobierno, olvidó la denuncia y congeló las tasas. Y, ahora que está en la oposición, recuerda la sentencia y trata de hacerla efectiva.

El PSOE tampoco se libra. Ellos sí hablan, pero una cosa es hablar y otra muy distinta actuar. En el tema de la basura, por ejemplo, el PSOE se queja y critica la actitud del PP, el GIMV y el BLOC, pero tampoco realiza ninguna acción para hacer efectiva la sentencia y que a los monoveros se nos pague lo que se nos cobró de más.

Y, a todo esto, ¿qué hace el PP? En la mayoría de los casos, prefiere quedarse al margen mientras los partidos de la oposición se echan los trastos los unos a los otros. Eso sí, entre sentencia y denuncia, el PP se posiciona y habla de logros y austeridad en el gasto público. Ya están las arcas lo suficientemente mal, como para ir despilfarrando dinero y palabras.

¡Qué diferentes son las cosas en campaña electoral! Ahí a los políticos les gusta más hablar que un caramelo a un niño. Eso sí, no siempre puede decirse que sus  palabras sean mejores que sus silencios.

Read Full Post »