Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘paro’


Columna radiófonica emitida el 29 de enero de 2014 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’ ).

Una de cal y una de arena. La última Encuesta de Población Activa (EPA) arroja un dato positivo: la creación de 6.000 empleos en la Comunidad Valenciana. Pero también nos deja un dato negativo: el de las 30.800 personas que han perdido su puesto de trabajo en Alicante colocan la tasa de paro de nuestra provincia en el 30%, cuatro puntos por encima de la media española (26,03%).

Los datos de la EPA del cuarto trimestre sólo vienen a corroborar lo que ya sabíamos: que la temporalidad y la precariedad laboral siguen en aumento. Un dato: el 20% de los contratos que se han firmado en la provincia durante los últimos tres meses tienen una duración menor a una semana. Algunos sólo duran unos pocos días e incluso unas pocas horas. Pero sólo sobre el papel, porque después la realidad es bien distinta, ya que un contrato por horas, suele traducirse en una jornada de trabajo completa.

Frente a estos datos es de esperar que los políticos se pongan a trabajar con más ahínco si cabe para intentar facilitar la creación de puestos de trabajo. No digo que sean ellos los que deban generar empleo, pero sí deberían quitar trabas y papeleos a la hora de crear empresas, disminuir la carga impositiva de los emprendedores, aumentar las deducciones por contratación… En definitiva, ese tipo de propuestas que a la mayoría se nos ocurren para intentar mejorar la situación. El problema, en el caso de los diputados de les Corts, es que la publicación de la EPA les ha pillado de vacaciones. Nada raro si tenemos en cuenta que en 2013 los representantes autonómicos disfrutaron de cuatro meses de vacaciones. 13 días en Navidad, 18 en Semana Santa y 2 meses en verano, en total 122 días que, si nadia cambia, superarán este año. Por ahora sus vacaciones de navida van amino de durar, como mínimo, 55 días. Para que después les oigamos quejarse de los privilegios de otros trabajadores público.

Viñeta de J.R.Mora

– Mapa del paro en España: http://kcy.me/yicg [CadenaSER.com]

Read Full Post »


Columna radiófonica emitida el 20 de noviembre de 2013 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

Por estas fechas es habitual que nos ofrezcan papeletas para rifas y sorteos en los que podemos ganar cestas, jamones, dispositivos electrónicos, coches, viajes… Al final acabamos picando, aunque no nos toque nunca, aunque solamos perder la papeleta o ni nos acordemos de comprobar si nos ha tocado.

Viendo que las tradicionales cestas repletas de viandas no resultan demasiado atractivas, hay quien ha sorteado becas de estudio, lingotes de oro e incluso operaciones estéticas (1 y 2). Sin embargo, teniendo en cuenta que la máxima preocupación de los españoles es el paro, dos emprendedores de Barcelona han incluido entre el listado de premios de una cesta navideña el sorteo de un puesto de trabajo.

Sorteo-un-puesto-de-trabajoPagando cinco euros los participantes optan a una suculenta “cesta” valorada en 100.000€ que incluye: tres años de hipoteca o alquiler pagados, varios viajes y estancias de fin de semana, entradas al cine gratis, suscripción a televisión de pago, una amplia gama de productos electrónicos, un coche y una moto y un vale por 5.000€ para gastar en el centro comercial que realiza el sorteo.

No negaré que en los tiempos que corren, conseguir un trabajo es toda una lotería, pero da la sensación que para los organizadores del sorteo un puesto de trabajo es sólo un “producto”, un reclamo más con el que atraer un mayor número de participantes. Sobre todo si tenemos en cuenta que no se especifica en qué consiste el trabajo, ni la empresa que lo ofrece ni se tienen en cuenta la preparación, experiencia, conocimientos o capacidades del ganador.

Con más de cinco millones de parados, no debería frivolizarse con un drama tan terrible como el del paro. El panorama ya está suficientemente mal como para jugar con las esperanzas de los parados. En lugar de “rifar” puestos de trabajo, lo que se debería hacer es favorecer la creación de empresas, mejorar el crédito y la inversión. No olvidemos que trabajar no es un premio, sino un derecho fundamental recogido en la Constitución.

———–

Otros sorteos que se han realizado en España de un puesto de trabajo aquí.

Read Full Post »


Columna de opinión radiófonica emitida el 8 de mayo de 2013 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

En momentos de incertidumbre, como los que vivimos, no sólo se agudiza el ingenio, también la pillería. Los cara duras no paran de proliferar. Los hay de traje y corbata, pero también de chándal y zapatillas. Unos y otros se aprovechan de nuestras esperanzas, de nuestro paciencia, nuestro futuro, y también de nuestro dinero.

Un ejemplo de pillería de barrio son las ofertas falsas de trabajo. Las 46.050 personas menos en las listas del paro en el mes de abril, animan a los más de 5 millones de españoles que continúan desempleados a acudir donde sea para trabajar. Aunque se den de bruces con patrañas como la del taller de formación para trabajar en Ikea.

Sin embargo, estas pillerías, estas estafas a pequeña escala no suelen tener grandes consecuencias. En realidad, son los tejemanejes de los denominados “expertos”, con sus aciertos y errores, los que han provocado que no nos queden agujeros para apretarnos más el cinturón. Son los errores de los gurús, de los pícaros de guante blanco, aquellos que han influido en las decisiones de los políticos y han instaurado la austeridad como única receta válida para salir de la crisis. Esos expertos, que aconsejaron a Europa, ahora resulta que estaban equivocados y su error es el que nos ha llevado al goteo constante de subida de impuestos y recortes continuos. Resulta que se equivocaron calculando, que, simplificando mucho, donde había que multiplicar, dividieron y dónde había que restar, sumaron. austeridad

No esperen castigos, ni reprimendas, ni siquiera disculpas. Los expertos –sin nombre ni apellido*– no se juegan ni su futuro ni su puesto de trabajo. Ellos no tienen la culpa de que los políticos europeos les hiciesen caso.

Al menos sabemos que no éramos tan tontos cuando decíamos que ahogar la economía, no podía traer nada bueno. Que si caía el consumo, aumentaría el paro. Que si aumentaba el paro, caería todavía más el consumo y si entrabamos en ese círculo, sería difícil salir de él. Al menos, y aunque haya quien no lo quiera reconocer, nos queda el consuelo de saber que teníamos razón.

Más información:

Paul Krugman (21/04/2013) – La depresión del Excel [EL PAÍS ]

Pablo Rodríguez Suanzes (17/07/2013) – Crisis económica: ¿Se sustenta la austeridad en un fallo de Excel? [El Mundo]

*Los expertos que aconsejaron la austeridad para frenar la crisis se llaman Carmen Reinhart y Kennet Rogoff, pero creo que es irrelevante su nombre, porque, a pesar de su posición y su “renombre”, no van a recibir ninguna reprimenda por haberse equivocado calculando sus modelos. Los políticos europeos (y americanos) son, en última instancia, los culpables ya  que se fiaron de sus conclusiones, desoyendo otros estudios que apuntaban justamente a lo contrario, a animar el consumo, apostar por el crecimiento y la estimulación de la economía.

Read Full Post »


Columna de opinión radiófonica emitida el 31 de octubre de 2012 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

El viernes conocíamos los datos de la última Encuesta de Población Activa: uno de cada cuatro españoles está desempleado. España supera así la tasa de desempleo de Grecia, uno de los países intervenidos por la Unión Europea.

A pesar de este signo de empeoramiento económico, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Bañez, ve “señales esperanzadoras” en la economía española. Días antes, durante el debate de los Presupuestos Generales de Estado, el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguraba que 2013 será el último año de recesión en España. En la misma línea, incluso el Rey Don Juan Carlos durante su viaje oficial a India, afirmaba que las medidas económicas del Gobierno “han comenzado a dar sus frutos”.

Tales muestras de optimismo recuerdan a las esgrimidas por el Gobierno socialista en la pasada legislatura. Así, hemos pasado de los “brotes verdes” de la ex ministra Elena Salgado, a las “señales esperanzadores” de Fátima Bañez y los “signos incipientes” de mayor confianza en nuestra economía de De Guindos.

Todos estos eufemismos, sinónimos y rodeos lingüísticos en pos de calmar a los mercados, encierran palabras tabús. Así, el rescate y los recortes son para gobierno de Mariano Rajoy, lo que la crisis fue para el gobierno de Rodríguez Zapatero: palabras prohibidas.

Sin embargo, ambos gobierno comparten un mismo eufemismo: el de llamar a los nuevos empresarios, emprendedores. Aunque con ello le estén dando una patada al diccionario. Todo emprendedor es empresario, pero no todo empresario es emprendedor.

El objetivo de este juego lingüístico es borrar el sambenito de explotador de la clase trabajadora que sobrevuela la cabeza de muchos empresarios. Lo que se pretende es convertirlos en benefactores de la sociedad, del progreso y del crecimiento económico.

¿Es eso posible en nuestro país? Si nos quedamos en la superficie, se podría decir que sí. Se ha conseguido que los emprendedores estén mejor vistos que los empresarios. Pero si rascamos un poco veremos que el problema no es la denominación, sino la burocracia. ¿Cómo vamos a conseguir que broten por doquier nuevos empresarios si en España es más difícil abrir un negocio que en Afganistán, Irán, Kenia o Zambia?

Read Full Post »