Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Los secretos de la creatividad’


De pequeños somos exploradores de un mundo que cuando crecemos deja de sorprendernos. De pequeños nos dejamos llevar, asumimos riesgos sin temer al fracaso. De mayores somos demasiado cautos como para seguir potenciando nuestra creatividad. Porque todos somos creativos.

Los seres humanos somos únicos. Somos capaces de componer canciones, de escribir novelas, de rodar películas, de crear, de inventar nuevas vidas, de soñar ciudades, edificios… De hecho, vivimos en un planeta completamente imaginario en el que todo lo que nos rodea, incluso la ropa que llevamos o lo que comemos, no es más que el producto final de una idea que surgio de la mente de alguien. Existimos porque imaginamos y cuando desenredamos la capacidad de imaginar de nuestras neuronas y la ponemos a trabajar, sosmos capaces de crear, de avanzar, de tirar adelante nuevos proyectos, de resolver un problema, de afrontar nuevos retos, aunque a veces nos equivoquemos porque tropezar a menudo  nos conduce a una buena idea.  Todos tenemos la capacidadd e imaginar y crear, lo que pasa es que la tenemos que desarrollar.

Esta es la premisa bajo la que Eduard Punset y Ken Robinson hablan de la creatividad en  “Los secretos de la creatividad” [Redes nº89, La2]. El gurú inglés de la creatividad asegura que, con el entorno propicio, todos desarrollaríamos las aptitudes creativas que innatamente poseemos y que, por desgracia, no atendemos.  ¿El problema es la educación? No hablo del colegio, hablo de la EDUCACIÓN que recibimos tanto de nuestra famialia, los profesores, los medios de comunicación, el entorno en general. Y, en éste sentido, sí, la educación es el problema. El economista Xavier Sala i Martín (sí, el de las chaquetas raras que se sentaba detrás de Laporta en el palco) señala como base del problema el hecho de que por primera vez en la histora, los niños saben más que los adutos y ello no se traduce en el sistema educativo. El problema es que se sigue enseñando igual que hace 50 años.  El mundo ha evolucionado, pero no así la escuela.De ahí que Ken Robinson habla de la necesidad de un nuevo paradigma en el sistema educativo. Para Sala el sistema educativo se basa en la premisa falsa de que el profesor tiene la verdad sobre todo. De ahí que sentencie que lo más importante es enseñar a ser críticos.

Hay gente que cuando va a dar su opinión
se anuncia con un redoble
y esperan que le agradezcas que te iluminne
en un derroche de bondad
nos dicen lo bueno y lo malo
pa’ que no caigamos en el error
de hacernos preguntas, pensar o dudar,
o salirnos de algún renglón
.

Tanto Robinson como Sala están de acuerdo, entre otras muchos aspectos, en que la edad no debería ser el divisor en la escuela. Apunta Sala que la gran mayoría de los grandes deportistas han nacido entre enero y marzo (Messi es una excepción, es de Junio) y es así porque a la hora de formar los equipos y de empezar a entrenar se les separó por edades y los que nacioron a principios de año son más grandes que los que nacieron a finales, pero no por ello son mejores o peores, simplementos no se han desarrollado al mismo tiempo.

Para Robinson, los ingredientes básicos de la creatividad son: descubrir aquello que nos motiva (nuestro elemento); tener pasíon por ello (“la creatividad es pasión y la pasión el motor que mueve nuestras vidas y el mundo en el que vivimos”); prácticar, esforzarse y ser disciplinados, y  arriesgar aunque en ocasiones salga mal. Eso es la creatividad que se basa en el ensayo y el error, en equivocarse mil veces para conseguir alcanzar nuestra meta.  Más todavía, el éxito en cualquier disciplina se vasa en el esfuerzo.

La creatividad no entiende de profesiones, sólo de esfuerzo y pasión por lo que uno hace.

El principal objetivo del sistema educativo es crear a los líderes, médicos, informáticos, científicos… del futuro. Se educa para el futuro cuando éste es desconocido, incierto. Pero, además, se educa para que todos los niños lleguen a la universidad, el sistema educativo está orientado a ello. ¿Es necesario? Sala señala que si uno es bueno en lo que hace ganará dinero. Y así es. Siempre que se le dedique tiempo y esfuerzo. Robinson habla del marido de Nadia Comăneci, Sala del Circo du Solei, Punset de una bailarina francesa… Todos ellos se dedicaron a disciplinas artísticas. El mundo sería tremendamente aburrido sin el arte (y estéticamente deprimente). Si de pequeños pudiésemos seguir nuestro instinto sin ser frenados por el sistema, posiblemente llegaríamos al mismo punto, pero también nos sentiríamos más realizados. Si cuando empezamos a tocar un instrumento, a bailar, a correr, a saltar, a nadar, a patirnar, a dibujar y pintar… no nos hubiesen coartado seríamos más conscientes de nosotros mismos. De quiénes somos y cómo somos. No se trata tanto de llegar a ser un artista/deportista de éxito, sino de ser mejor persona. No se trata de impartir nuevas asignaturas, sino de enseñar a vivir nuevas experiencias, sentimientos. La creatividad, la autoestima, las relaciones interpersonales… deberían de potenciarse al máximo durante los primeros años de nuestra educación.  A partir de ahí, se puede ser médico, fontanero, barrendero, panadero, peluquero, pintor, químico, dentista, profesor o lo que se quiera. Pero lo primero no son ni las matemáticas ni la lengua, lo primero es el desarrollo del ser humano como tal.

Lo que quiero llegar a explicar es que no necesario ser universitario (“los títulos no valen nada” apostilla Robinson) para ser algo en la vida. No es necesario dejar de lado la vertiente artística/deportiva/creativa que llevamos dentro. Hay que abolir la supremacia del pensamiento de que los más inteligentes son los que más han estudiado. Hay que desbancar la supremacía de la inteligencia académica sobre el resto.

En Hora 25, (14/10/11), se debatió sobre la importancia de las materias artísticas en la escuela para el desarrollo de los niños. El ejemplo elegido fue la música. Se trata de un proyecto destinado a educar a oyentes de música clásica. Pero más que eso, yo me quedo uno de los comentario iniciales de Àngels Barceló sobre las actividades extraescolares y la elección de los padres al respecto porque son ellos y no los niños los que eligen qué quieren hacer en sus horas libres. Se trata más de rellenar horas en las que los padres no pueden hacerse cargo de sus hijos que de que los niños desarrollen sus capacidades, hagan lo que quieren y disfruten de ello aprendiendo lo que les gusta.

Ahora en España se habla de recortes y se pone el punto de mira en educación y sanidad. ¿Es el momento adecuado para reformular el sistema educativo? Aunque no lo sea lo van a hacer, cada cuatro años toca una sesión de chapa y pintura que no lleva a ninguna parte. Sin embargo, alguna vez espero que aprendamos de los errores cometidos en el sistema educativo. Ahora más que reformar, se va a recortar y eso implica reducir profesorado, principalmente. La reorganización de materias, la utilización de nuevas fórmulas de aprendizaje más centradas en el alumno, más cercanas a sus necesidades. Puede que sea una buena idea seguir el eslogan de una campaña publicitaria (Sra. Rushmore) de un banco: hay que “desaprender” para seguir aprendiendo. Yo no hablo de incluir más asignaturas, sino de enseñar más allá de los números y las palabras. Enseñar a ser uno mismo, a desarrollar nuestras capacidades en todos los ámbitos. Aprender a vivir y disfrutar antes incluso que aprender a multiplicar. Hablo, en definitiva, de más contenido en lugar de más asignaturas, de más calidad y no de más cantidad.

Sólo si comprendemos que ser creativo es un proceso material para el que hay que adquirir destreza y práctica poderemos enseñarlo. Me parece que deberíamos enseñarlo tan meticulosamente como enseñamos a leer o esnseñamos matemáticas y no solamente las disciplinas artísitcas sino en l ciencia y las humnidades.

Así termino, citando a Robinson.

Read Full Post »