Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘La 2’


De pequeños somos exploradores de un mundo que cuando crecemos deja de sorprendernos. De pequeños nos dejamos llevar, asumimos riesgos sin temer al fracaso. De mayores somos demasiado cautos como para seguir potenciando nuestra creatividad. Porque todos somos creativos.

Los seres humanos somos únicos. Somos capaces de componer canciones, de escribir novelas, de rodar películas, de crear, de inventar nuevas vidas, de soñar ciudades, edificios… De hecho, vivimos en un planeta completamente imaginario en el que todo lo que nos rodea, incluso la ropa que llevamos o lo que comemos, no es más que el producto final de una idea que surgio de la mente de alguien. Existimos porque imaginamos y cuando desenredamos la capacidad de imaginar de nuestras neuronas y la ponemos a trabajar, sosmos capaces de crear, de avanzar, de tirar adelante nuevos proyectos, de resolver un problema, de afrontar nuevos retos, aunque a veces nos equivoquemos porque tropezar a menudo  nos conduce a una buena idea.  Todos tenemos la capacidadd e imaginar y crear, lo que pasa es que la tenemos que desarrollar.

Esta es la premisa bajo la que Eduard Punset y Ken Robinson hablan de la creatividad en  “Los secretos de la creatividad” [Redes nº89, La2]. El gurú inglés de la creatividad asegura que, con el entorno propicio, todos desarrollaríamos las aptitudes creativas que innatamente poseemos y que, por desgracia, no atendemos.  ¿El problema es la educación? No hablo del colegio, hablo de la EDUCACIÓN que recibimos tanto de nuestra famialia, los profesores, los medios de comunicación, el entorno en general. Y, en éste sentido, sí, la educación es el problema. El economista Xavier Sala i Martín (sí, el de las chaquetas raras que se sentaba detrás de Laporta en el palco) señala como base del problema el hecho de que por primera vez en la histora, los niños saben más que los adutos y ello no se traduce en el sistema educativo. El problema es que se sigue enseñando igual que hace 50 años.  El mundo ha evolucionado, pero no así la escuela.De ahí que Ken Robinson habla de la necesidad de un nuevo paradigma en el sistema educativo. Para Sala el sistema educativo se basa en la premisa falsa de que el profesor tiene la verdad sobre todo. De ahí que sentencie que lo más importante es enseñar a ser críticos.

Hay gente que cuando va a dar su opinión
se anuncia con un redoble
y esperan que le agradezcas que te iluminne
en un derroche de bondad
nos dicen lo bueno y lo malo
pa’ que no caigamos en el error
de hacernos preguntas, pensar o dudar,
o salirnos de algún renglón
.

Tanto Robinson como Sala están de acuerdo, entre otras muchos aspectos, en que la edad no debería ser el divisor en la escuela. Apunta Sala que la gran mayoría de los grandes deportistas han nacido entre enero y marzo (Messi es una excepción, es de Junio) y es así porque a la hora de formar los equipos y de empezar a entrenar se les separó por edades y los que nacioron a principios de año son más grandes que los que nacieron a finales, pero no por ello son mejores o peores, simplementos no se han desarrollado al mismo tiempo.

Para Robinson, los ingredientes básicos de la creatividad son: descubrir aquello que nos motiva (nuestro elemento); tener pasíon por ello (“la creatividad es pasión y la pasión el motor que mueve nuestras vidas y el mundo en el que vivimos”); prácticar, esforzarse y ser disciplinados, y  arriesgar aunque en ocasiones salga mal. Eso es la creatividad que se basa en el ensayo y el error, en equivocarse mil veces para conseguir alcanzar nuestra meta.  Más todavía, el éxito en cualquier disciplina se vasa en el esfuerzo.

La creatividad no entiende de profesiones, sólo de esfuerzo y pasión por lo que uno hace.

El principal objetivo del sistema educativo es crear a los líderes, médicos, informáticos, científicos… del futuro. Se educa para el futuro cuando éste es desconocido, incierto. Pero, además, se educa para que todos los niños lleguen a la universidad, el sistema educativo está orientado a ello. ¿Es necesario? Sala señala que si uno es bueno en lo que hace ganará dinero. Y así es. Siempre que se le dedique tiempo y esfuerzo. Robinson habla del marido de Nadia Comăneci, Sala del Circo du Solei, Punset de una bailarina francesa… Todos ellos se dedicaron a disciplinas artísticas. El mundo sería tremendamente aburrido sin el arte (y estéticamente deprimente). Si de pequeños pudiésemos seguir nuestro instinto sin ser frenados por el sistema, posiblemente llegaríamos al mismo punto, pero también nos sentiríamos más realizados. Si cuando empezamos a tocar un instrumento, a bailar, a correr, a saltar, a nadar, a patirnar, a dibujar y pintar… no nos hubiesen coartado seríamos más conscientes de nosotros mismos. De quiénes somos y cómo somos. No se trata tanto de llegar a ser un artista/deportista de éxito, sino de ser mejor persona. No se trata de impartir nuevas asignaturas, sino de enseñar a vivir nuevas experiencias, sentimientos. La creatividad, la autoestima, las relaciones interpersonales… deberían de potenciarse al máximo durante los primeros años de nuestra educación.  A partir de ahí, se puede ser médico, fontanero, barrendero, panadero, peluquero, pintor, químico, dentista, profesor o lo que se quiera. Pero lo primero no son ni las matemáticas ni la lengua, lo primero es el desarrollo del ser humano como tal.

Lo que quiero llegar a explicar es que no necesario ser universitario (“los títulos no valen nada” apostilla Robinson) para ser algo en la vida. No es necesario dejar de lado la vertiente artística/deportiva/creativa que llevamos dentro. Hay que abolir la supremacia del pensamiento de que los más inteligentes son los que más han estudiado. Hay que desbancar la supremacía de la inteligencia académica sobre el resto.

En Hora 25, (14/10/11), se debatió sobre la importancia de las materias artísticas en la escuela para el desarrollo de los niños. El ejemplo elegido fue la música. Se trata de un proyecto destinado a educar a oyentes de música clásica. Pero más que eso, yo me quedo uno de los comentario iniciales de Àngels Barceló sobre las actividades extraescolares y la elección de los padres al respecto porque son ellos y no los niños los que eligen qué quieren hacer en sus horas libres. Se trata más de rellenar horas en las que los padres no pueden hacerse cargo de sus hijos que de que los niños desarrollen sus capacidades, hagan lo que quieren y disfruten de ello aprendiendo lo que les gusta.

Ahora en España se habla de recortes y se pone el punto de mira en educación y sanidad. ¿Es el momento adecuado para reformular el sistema educativo? Aunque no lo sea lo van a hacer, cada cuatro años toca una sesión de chapa y pintura que no lleva a ninguna parte. Sin embargo, alguna vez espero que aprendamos de los errores cometidos en el sistema educativo. Ahora más que reformar, se va a recortar y eso implica reducir profesorado, principalmente. La reorganización de materias, la utilización de nuevas fórmulas de aprendizaje más centradas en el alumno, más cercanas a sus necesidades. Puede que sea una buena idea seguir el eslogan de una campaña publicitaria (Sra. Rushmore) de un banco: hay que “desaprender” para seguir aprendiendo. Yo no hablo de incluir más asignaturas, sino de enseñar más allá de los números y las palabras. Enseñar a ser uno mismo, a desarrollar nuestras capacidades en todos los ámbitos. Aprender a vivir y disfrutar antes incluso que aprender a multiplicar. Hablo, en definitiva, de más contenido en lugar de más asignaturas, de más calidad y no de más cantidad.

Sólo si comprendemos que ser creativo es un proceso material para el que hay que adquirir destreza y práctica poderemos enseñarlo. Me parece que deberíamos enseñarlo tan meticulosamente como enseñamos a leer o esnseñamos matemáticas y no solamente las disciplinas artísitcas sino en l ciencia y las humnidades.

Así termino, citando a Robinson.

Read Full Post »


TVE emitió (15/01/11) por La2, en el programa Documentos TV, el interesante documentalPalabras al viento sobre la dislexia y los problemas que acarrea dicho trastorno en el aprendizaje de la escritura y la lectura.

En España se estima que cerca de un 4-5% de la población sufre éste problema ligado, en muchas ocasiones del fracaso escolar. En nuestro país son muy pocos los centros especializados que se dedican al tratamiento de la dislexia y la mayoría de ellos son centros privados. Los centros públicos no pueden atender de forma personalizada y adecuada a los niños con dislexia –como explica una profesora en el documental- porque el trabajo del gabinete de psicopedagogía está digerido, principalmente, a otros trastornos infantiles y cuando se presenta un caso de dislexia es difícil que se pueda atender adecuadamente –por falta de tiempo– al niño que la sufre.

El niño queda desatendido y se ve a si mismo con tonto. “Como no sabes lo que tienes empiezas a creer que eres tonto y todos los problemas que tienes lo asumes en que eres tonto. Hasta que te dicen que no eres tonto, que eres disléxico” comenta Daniel Ottman, estudiante de Biología. La vida en las aulas es una pesadilla para la mayoría de niños con dislexia: van retrasados con respecto a sus compañeros en lectura y escritura, les cuesta concentrarse y se evaden con mucha facilidad, no son capaces de seguir el ritmo de las clases, trabajan duro pero su esfuerzo no se ve recompensado en los resultados que obtienen…

La dislexia es un trastorno neurológico y biológico (puede heredarse de padres a hijos) que afecta a funciones relacionadas con el habla, el vocabulario, la memoria, la percepción, la escritura… La edad a la que la dislexia empieza a ser visible es a partir de los 7-8 años, antes es difícil de diagnosticar con claridad. No se trata de confundir la b y la v o la derecha y la izquierda, se trata de llegar a confundir los días de la semana, escribir del revés, trasponer letras cuando se escribe y lee, etc.

A pesar de que las personas que la padecen se suelen ver abocada al fracaso si no se trata su problema, la dislexia no tiene relación con la inteligencia. Existen diversos ejemplo de personajes conocidos que padecían dislexia y no les impidió desarrollar su profesión y conseguir sus logros. Ejemplo como el de Albert Einstein, Thomas Edison, Picasso, John Lennon o ‘Magic’ Johnson muestran que la dislexia se puede superar y que no supone un freno para las aspiraciones de las personas que la padecen. Eso sí, es necesario diagnosticarla a tiempo para intentar ponerle freno lo antes posible, porque la dislexia no se cura con el tiempo. No se cura pero se puede corregir.

La Fundación Pedagógica El Brot (Cataluña) es el único centro en España donde se trata, exclusivamente, el problema de la dislexia. “Hemos apostado por un reto (…), está poco aceptado, poco facilitado, es verdad que algunas veces se nos abren las puertas, pero cuesta” comenta María Párraga, de El Brot. Todo un ejemplo, sin duda, de que con ayuda y adaptándose al ritmo de aprendizaje que requieren estos niños y jóvenes se pueden conseguir grandes logros.

Los padres, profesores, personajes famosos como Gabino Diego y Boris Izaguirres y los propios niños y jóvenes que sufren el trastorno nos hablan de la dislexia, de lo que sienten, de cómo es la vida en las aulas y de cómo van superando sus problemas día a día, con mucho trabajo, pero también con muchas ganas.

Aquí dejo los enlaces a algunas de las fundaciones e instituciones que tratan de ayudar a los disléxicos a corregir su problema:

Aquí puedes ver una pequeña lista de famosos que han sufrido los problemas de la dislexia:

Famosos disléxicos (Yahoo! Blogs)

Read Full Post »


La2, que para más de uno es la mejor cadena para dormir la siesta, es para mí uo de los mejores canales de televisión de España. Ni que decir de sus informativos y sus programas divulgativos, únicos en el panorama televisivo español. Lo único que se le puede achacar es que, a veces, la programación es un poco sosa, pero se compensa con los buenos programas que tiene en parrilla. Además, se trata de una de las cadenas más innovadoras en cuento a programación. Pero voy a dejarme de intelectualismos televisivos y a hablar de lo que interesa.

Ayer La2 emitió el documental: Comprar, tirar, comprar (se puede ver aquí) sobre la obsolescencia programada de los productos que compramos. Es decir, de la caducidad inducida por los productores de los productos que solemos consumir. Este parece un tema que me persigue. En el examen del mitjà que hice hace unos años (y que aprobé a la primera, no como el superior que todavía  estoy en ello) me tocó leer un texto sobre esto mismo y, más o menos, sigo pensando lo mismo: nos timan. El documental viene a decir algo así también. Desde las bombillas a las impresoras, pasando por las medias, los coches, la ropa, los ordenadores… todo se produce para durar poco y hacernos gastar más y más dinero en cosas que necesitamos y en otras muchas que no. Además de ejemplo históricos sobre la “obsolescencia programada” o el “ciclo de vida” de los productos, aparece dos ejemplos bastante ilustrativos y actuales: el caso de una impreso EPSON (no sale la marca, pero vamos, que no hay que darle muchas vuelta a que es de esa marca) y un iPod. Lo de las impresoras es algo que todo usuario ha intuido cada vez que se le acaba el cartucho de tinta: es imposible que cada vez los cartuchos duren menos si imprimimos cada vez menos (al menos en mi caso). Hace dos meses compre un cartucho de tinta negra para una impresora HP y duró, exactamente, un dos meses, cuando antes duraban un año. Alguien pensara que me duró menos porque imprimí más, pero no, todo lo contrario, imprimo menos desde esa impresora porque tengo otra y la utilizo más. También podría ser que el cartucho estuviese defectuoso, con que entraríamos en el debate de si me han estafado o no y que debería de reclamar al fabricante. Pero da igual si el cartucho era defectuoso o no, porque de todas maneras, SÍ me timaron. Si antes un cartucho que valía unos 20euros duraba un año y ahora un cartucho que vale 28euros dura dos meses…me están timando de lo lindo. Para equipara el tiempo de duración medio de un año tendría que gastarme 168euros!! Dejo de hacer cálculos que me mareo pensando en lo que me gastaré (y no pienso hacerlo…).

Además, tengo el mismo móvil desde hace 6 años (desde el 06-01-2005) y no lo pienso cambiar por una de pantalla táctil, igual que no lo cambié por una con cámara de fotos, ni con cámara de vídeo, ni con Internet, ni con mp3 y radio, ni con GPS… El día que se rompa será muy divertido ir a la tienda y exigirle al dependiente que me de un móvil y no un ordenador que de eso ya tengo, porque “sólo quiero un móvil para poder llamar por teléfono y enviar sms, no quiero nada más”. Me llevaré la cámara de fotos para verle la cara… Bromas a parte, empiezo a estar harta de los móviles que hacen de todo, pero al final no sirven para nada. Es lo que se decían en Muerte de un viajante, de Arthur Millar, “programan estos cacharros para que cuando los hayas acabado de pagar se rompan”. Pues bien, yo no estoy dispuesta a ello.

Volviendo al documental, éste viene a mostrar de forma amena (dura 1 hora y no se hace pesado) una idea que aparece en otras películas como The Story of Stuff o, incluso en la película de Disney, Robots: ¿por qué cada vez hay menos recambios y los que hay son tan caros? ¿Dónde va a parar todo lo que compramos y tiramos a la basura? ¿Cómo es que me puedo comprar un producto tan barato formado por piezas que vienen de diez países diferentes si sólo lo que cuesta el transporte es tres veces lo que yo pago por él?

Esta práctica empresarial (la obsolescencia programada) se ha convertido en la base de la economía moderna, a pesar de las terribles consecuencias medioambientales de un sistema que genera toneladas de residuos inútilmente“, asegura la alemana Cosima Dannoritzer, directora del documental.

Los recambios son un tema que me interesa. Cada vez quedan menos “cuchitriles” en los que se arreglan todo tipo de aparatos. Antes la gente podía buscar piezas de recambio, ahora es más importante tener el último modelo de vete-a-saber-qué-invento-inútil-porque-sino-no-eres-nadie. ¿Por qué tengo que cambiar de aparatejo si me gusta el que tengo? Pues porque si no cambiásemos de aparatejo, en el actual sistema económico en el que vivimos, las empresas no ganarían pasta y no pagarían los salarios de los trabajadores, estos no podrían consumir y las empresas cerrarían y los trabajadores se quedarían en paro y sin recursos y….

Vamos, que si tenemos en cuenta como estamos ahora, la cosa no cambiaría demasiado. Se ha dicho en repetidas ocasiones que la coyuntura actual es propicia para llevar a cabo un cambio profundo en la economía, pero no se va a hacer nada (por desgracia). Si seguimos deshaciéndonos de productos realizados para durar poco o para ser percibidos como anticuados mucho antes de que dejen de ser útiles, conseguiremos que la huella ecológica siga creciendo. Actualmente necesitaríamos 5 planetas para poder sobrevivir al ritmo que llevamos. ¡SÓLO TENEMOS UNO! Es curioso que sólo haya un país en el mundo que sea capaz de aunar desarrollo económico y desarrollo sostenible. Resulta curioso no porque sea un solo país en el mundo, sino por el país que es (era, al menos en 2006): Cuba

Una de los temas que también me ha llamado la atención es la duración de las bombillas  (que supongo que podrá equiparar a la duración de las pilas): antes, en los años 20, una bombilla duraba de 2 a 2,5 veces más que hoy en día… ¿Cuándo hablamos de desarrollo e innovación estamos hablando de empeoramiento y obsolescencia programada? Pues vaya mierda de desarrollo tecnológico. Así es normal que se afirme que no somos más felices por tener más: ¡si la mitad de las cosas no van o se van a estropear en poco tiempo! Y después hay que aguantar a los modernos y sus modernos aparatejos… Yo lo siento mucho, pero prefiero tener dos ordenadores cascajas (uno portátil y otro de sobremesa), dos teles de tubo –de las gordas de toda la vida-, una nevera normal, no tener lavavajillas, ni aspiradora…ni microondas: me puedo calentar la leche en un cazo como toda la vida y aprovechar el tiempo que tarda en calentarse para hacer otras cosas, que después nos quejamos de que no tenemos tiempo libre: lo que no sabemos es aprovecharlo.

——-

Si quieres volver a ver:

Comprar, tirar, comprar (estará en la web hasta el día 23/01/2011) http://www.rtve.es/television/documentales/comprar-tirar-comprar/

The Story Of Stuff (con subtítulos en castellano las tres partes):

(parte 1)http://www.youtube.com/watch?v=LgZY78uwvxk

(parte 2)http://www.youtube.com/watch?v=dHIO0in4vtg

(parte 3)http://www.youtube.com/watch?v=TgAU6ZdK4hU

Read Full Post »