Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘José Ignacio Wert’


Columna radiófonica emitida el 15 de enero de 2014 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’ ).

El estoicismo o la indiferencia con la que el Ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, aguanta cualquier tipo de protesta, reproche o queja, es digno de estudio.

Sin despeinarse y con una sonrisa perenne dibujada en la cara, Wert aguanta los desplantes, las preguntas incómodas y los abucheos, sin inmutarse. Volvió a demostrarlo en El Objetivo de La Sexta y en la entrega de los Premios Cinematográficos José María Forqué.

Pero no toda la culpa se le puede achacar a Wert. Como él mismo ha declarado le ha tocado lidiar con “los jardines que otros dejaron plantados”. Jardines que, no lo neguemos, se ha esmerado en regar hasta conseguir la antipatía de una gran mayoría de ciudadanos.

El cargo de Ministro de Educación y Cultura es un hueso duro de roer en el que nadie acaba de sobresalir para bien. El Ministro de turno suele estar en la palestra día sí y día también, y no resulta fácil conseguir el consenso en temas como el de fijar los cimientos de la educación de las generaciones futuras.  Y si a eso le unimos el difuso tema de la cultura, la cosa se complica.

Suele ser sistemático. Cuando hay crisis, una de las primeras cosas que se recorta es cultura y no nos percatamos que ello, en realidad, significa destruir poco a poco nuestra identidad. Porque, si condenamos a muerte la cultura, destruimos la memoria histórica de un país.

Pensando en la utilidad de la cultura se me ocurre una buena pregunta para elegir a un buen Ministro de Educación y Cultura. ¿Para qué sirve la música, la filosofía, la literatura, el arte…? En definitiva,  ¿para qué sirve la cultura? No será la panacea, pero, a la mejor, nos ahorraríamos sorpresas en forma de recortes. Eso sí, a través de este pequeño examen, esta pequeña reválida, corremos el riesgo de dejar el cargo de Ministro sin cubrir.

Read Full Post »


Columna de opinión radiófonica emitida el 26 de junio de 2013 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

José Ignacio Wert ha conseguido lo imposible: ha puesto de acuerdo a toda la comunidad educativa. Primero fue la subida de tasas universitarias, después la reforma de la ley educativa, y ahora el decreto que regula la concesión de becas.

A pesar de las pretensiones iniciales del ministro de educación, el seis y medio que iba a servir como nota de corte para acceder a las becas, se ha quedado en una anécdota. Donde antes el ministro afirmaba que los estudiantes que no lleguen al 6,5 deberían estudiar otra cosa, ahora rectifica y asegura que “revisará” y “recalculará” esa nota.

Entrevista a José Ignacio Wert en Los Desayunos de TVE (24/06/2013) – http://kcy.me/na0s

Resulta contradictorio que uno de los ministros con la valoración más baja por parte de la ciudadanía, un 1,76 según el último barómetro del CIS**, quiera promulgar un decreto por el cual los universitarios con menos posibles deban obtener mayor nota para conseguir una beca. Es curioso, digo, que con un suspenso tan estrepitoso, el ministro no se aplique sus propios criterios de excelencia. Si miramos las encuestas, ningún ministro del actual gobierno ni ningún dirigente político aprueba, ¿deberían por ello dejar su puesto de trabajo? Evidentemente, ni se lo plantean.

Da igual que la nota sea un cinco, un cinco y medio o un seis, lo que resulta injusto es que a unos les valga un cinco para seguir estudiando y a otros no por no poder permitirse el lujo de pagar la matrícula. No se trata del esfuerzo que conlleva obtener esa nota o de que la mayoría de los estudiantes la superen con creces. Se trata de que fijar un listón supone una barrera, al menos psicológica, que perjudica a los más desfavorecidos económicamente.

Hay que recordar que una beca es una ayuda con la que intentar minimizar la brecha existente entre los que pueden permitirse seguir sus estudios sin ahogos económicos y los que no. Se trata de que cualquier persona que por su expediente académico pueda acceder a la universidad, lo haga a pesar de no disponer de los recursos económicos para ello.

El problema, por tanto, no es potenciar la excelencia y fomentar el esfuerzo, el problema es pretender hacerlo en la universidad, en lugar de atajar el problema de raíz, desde la educación primaria. El problema es, además, que detrás de las propuestas de Wert se vislumbra el empeño por reducir el número de universitarios mediante el criterio de la renta.

Así, se reducen las becas y se aumentan las tasas universitarias. Eso sí, hay dinero para pagar una campaña publicitaria con la que mejorar la imagen de la nueva ley de educación, que cuenta con el rechazo de todo el sistema educativo. ¿No sería más barato tratar de consensuar la ley? Tal vez así, habría más dinero para becas.

**Varómetro del CIS de abril de 2013 completo

Te interesa leer:

Una puta mierda [Blog SCIENTIA] – http://kcy.me/nckc

Read Full Post »