Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Esther L. Palomera’


Una de mis “pequeñas joyas de arte” insertada en los apuntes

Desempolvo los apuntes de primero de Periodismo y con ellos muchos recuerdos. Busco en concreto los de Teoría y Tecnología de la Comunicación Escrita y se me dibuja una sonrisa al ver entre las hojas dibujos de palmeras y caracolas (una vez llené una pesa entera con caracolas de Tipex… no es que la clase no me interesase, simplemente sucumbía lenta y plácidamente al descenso del periodo de atención activa).

Imparcialidad vs. Objetividad

Rebusco, como digo, entre los apuntes, para poder aportar una definición académica sobre imparcialidad y objetividad. Ahí va:

La objetividad es, para Francesc Burguet, la cualidad de los objetos y como tal se puede contraponer a la subjetividad que es, por ende, la propiedad característica de los sujetos. De ahí que el autor prefiera hablar de imparcialidad en lugar de objetividad. Además, la imparcialidad tiene implicaciones éticas y profesionales. El periodista, como sujeto, sólo puede aspirar a la imparcialidad. Es decir: no debe desinformar y ha de realizar bien su trabajo, contrastar la información que maneja, etc.  El autor remarca que el determinante de la imparcialidad es el ejercicio de la profesión periodística, el periodista como intérprete de la realidad y como redactor de la información.  Así, por muy imparcial que se quiera ser, detrás de toda noticia hay un sujeto, un punto de vista [no tiene porqué implicar manipulación] y el uso del estilo impersonal no garantiza la imparcialidad.  Ello lo garantizará la responsabilidad y la actitud ética que hay detrás de cada información comunicada.

Y todo esto ¿para qué? Evidentemente por las declaraciones que ésta mañana ha realizado Mª Dolores de Cospedal, número dos del PP y candidata a la presidencia de Castilla-La Mancha, en Los Desayunos de TVE1 (vídeo aquí).

Es hablar de parcialidad, falta de objetividad y, en definitiva, de manipulación y los ejemplos de varias televisiones públicas me rondan la cabeza. Sobresalen Canal9 y TeleMadrid. Sin embargo, si nos centramos en TVE, su historia también se ha visto ensombrecida por la sombra de la manipulación informativa y el partidismo. Ana Pastor zanjaba el tema sentenciando: “Las encuestas y premios recibidos por esta casa no dicen que sea la televisión de otras épocas”. ¡Cuánta razón!

Cospedal arremete contra TVE  mientras Aguirre le da una colleja a Rajoy

Y con el lógico respeto a la presunción de inocencia penal. Creo que, cuando un juez sospecha que un político a utilizado su cargo para su proyecto personal, existen responsabilidades políticas que hay que sustanciar (sic y, aunque tiene sentido así, creo que quiso decir subsanar) y así lo hemos hecho en el Partido Popular de Madrid y ésta lista es otra prueba de ello (Fuente: elmundo.es).

Estas eran las palabras de Esperanza Aguirre al respecto de la composición de la lista electoral del PP de la Comunidad Madrileña. Tal y como ha comentado en Los desayunos Nativel Preciados, Aguirre es muy “hábil” y, esto ya lo añado yo, sabe darle a Mariano Rajoy dónde más le duele. El dirigente del PP ha actuado como marioneta ante la cúpula de los populares valencianos desde que el pasado verano Camps anunciase que sería él el candidato a la Presidencia de la Generalitat por el PP antes de que Génova se hubiese pronunciado al respecto. Rajoy tuvo entonces que tragarse a Camps con patatas. Pero la historia viene de antes, de mucho antes, del momento en que Rajoy fue elegido secretario general del PP. De ahí nacen también los extraños episodios de pataleta de Costa y las declaraciones de sus familiares al respecto de tirar de la manta del PP valenciano.

Vuelvo a las declaraciones de Aguirre que la política valenciana es un camino sin retorno. Lo que hace falta, por parte de todos los partidos políticos, es dejarse de esgrimir diferentes criterio hacia los imputados dependiendo de si son de su partido o del de la oposición. Y, aquí, vuelvo a  Cospedal, quien ésta mañana  ha vuelto al mismo argumento de siempre: “hay que ir caso por caso”. El” ¡y tú más!” continúa y no va a hacer ningún bien a ningún partido, ni mucho menos a la política en general.

Los políticos suelen ver la parcialidad y la manipulación de los demás, pero no la propia.  Y aquí vuelvo a la entrevista de ésta mañana.  Miguel Ángel Liso, director Editorial del Grupo Zeta, ha preguntado Mª Dolores de Cospedal sobre su opinión al respecto de la acusaciones de manipulación y parcialidad que el PP viene vertiendo desde hace unos meses sobre TVE. Cospedal, después de asegurar que la campaña del PP contra el prestigio de TVE tiene menos repercusión de la que al partido le gustaría, ha dado su opinión: “no se ve la imparcialidad que debería tener una televisión pública como TVE. No está siendo desde el punto de vista informativo, una televisión pública como debería de ser”. Tras la intervención de Cospedal y por las alusiones evidentes, Ana Pastor le increpa ahora sobre el modelo a seguir y le sugiere algunos como Canal9, TeleMadrid o CanalSur. Cospedal sólo dice que el modelo es la imparcialidad (que no es un modelo en sí, sino una característica del mismo) y la secretaria general del PP le responde: “una televisión pública pagada por los impuestos de todos los ciudadanos, la televisión pública nacional, debería presumir de que todos sus servicios informativos y sus instrumentos (¡!), programas de información política sean de una objetividad meridiana y una imparcialidad meridiana”, y apostilla: “creo que a veces las informaciones de TVE dejan mucho que desear en el ámbito de lo político”.

Ana Pastor aparentemente zanjó el tema aludiendo a las buena opinión de los espectadores y de los propios periodistas sobre TVE y dio paso a Esther L. Palomera (periodista de La Razón, Cadena COPE e Intereconomía) quién verdaderamente acabó por sentenciar la disputa: si las críticas no tienen el eco que el PP quiere, tal vez es que todos los medios son partidistas y poco objetivos en lo tocante a política.

Sé que es un debate muerto y sin interés real, pero es un debate clave, puesto que los medios de comunicación son el eje central de la formación de una opinión pública verdaderamente informada y capaz de posicionarse en el ámbito político con todas las consecuencias.

Finalizo con una última vuelta a las palabras de Burguet al decir que el estilo impersonal no es signo de imparcialidad y enlazo con Cospedal quien ha remarcado, cuando se le increpaba al respecto de su opinión a cerca de TVE, que ella trata de hablar de forma tranquila y respetuosa, contestando a las preguntas de los contertulios. Otro argumento que se va el desagüe. Por el momento, muy pocos argumentos de los partidos políticos (no del bipartidismo, sino del conjunto) se salvan, espero que la situación cambie durante el año que nos queda para las generales. A un mes de las autonómicas y locales no espero milagros.

Read Full Post »