Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Edmund Burke’


La semana pasada asistimos a una lección de periodismo de Ana Pastor, pero también a una lección de protagonismo innecesario de la presentadora, todo hay que decir, no demasiado excesivo. Tras su brillante entrevista a Mahmud Ahmadineyad en Los Desayunos de TVE1 y su vuelta de Irán, Ana Pastor realizó una serie de entrevistas y visitas a medios de comunicación que, desde mi punto de vista, eran totalmente prescindibles. Cito (en realidad copio, pero queda menos fino dicho así) literalmente unas frases que publicó ayer Erik en su blog: “Un poco excesivo para un trabajo que debería ser el normal de nuestro periodismo. Lo que pasa es que estamos tan acostumbrados a Milás, Mercedes que se creen Lorenzos, que cualquier cambios nos atrae… ¡Ehh ha hecho una pregunta incomoda!”. No llegaré a decir que ha hecho lo mismo que los concursantes de Gran Hermano cuando se pasean de plató en plató contando las miserias que ya han quedado expuestas ante los ojos del mundo sin ningún barniz de vergüenza, pero si me parece excesivo. Visitó Buenafuente, El mundo, donde tuvo un encuentro digital con los lectores, además de entrar en directo desde Irán en el programa Asuntos Propios de RNE el mismo día de la entrevista.

Es innecesario, pero también necesario. Innecesario porque un periodista hace su trabajo preguntando y no siempre las preguntas son cómodas y porque si en lugar de una periodista (aunque aquí no importa el sexo) estuviésemos hablando de un fontanero que realiza su trabajo a la perfección día tras día, no recibiría la atención de nadie; y necesario para hacernos ver que el trabajo bien hecho (léase periodismo de calidad y también cualquier otra profesión) tiene seguidores. No, no hablo de lo mal que está la televisión, de la precariedad laboral, ni de la mala prensa que tiene el periodismo. Hablo de los valores y el equipo que hay detrás de cualquier trabajo bien hecho. En el caso de la televisión, en la práctica totalidad de las ocasiones nos olvidamos de lo que hay detrás de las cámaras. La televisión no la forman los periodistas y comunicadores que vemos día a día, la forman además miles de personas que no vemos pero que sin su trabajo sería imposible la realización de un programa. Cámaras, regidores, técnicos de luz, técnicos de sonido, peluqueros, maquilladores, realizadores, recepcionistas, electricistas, modistos, guionistas y un sinfín de etcéteras. Un presentador no es nadie sin todo el equipo que trabaja para que él puede aparecer en antena perfecto, con el guión (de haberlo) preparado y bien encuadrado en el plano.

Y esto no ocurre sólo en el periodismo. Muchas veces no somos conscientes de lo dependientes del resto que somos. Si falla un eslabón de la cadena se va todo al garete. Todos dependemos de todos. El mejor ejemplo que tenemos, por desgracia, en estos momentos es el del pueblo japonés: son una piña tratando de sobreponerse a lo ocurrido, realizando apagones voluntarios para evitar que empeore la situación, huyendo de la devastación sin olvidar que hay gente que lo ha perdido todo. No voy a caer en el tópico que tanto se oye últimamente de “si esto hubiese pasado aquí…”, porque aquí hemos demostrado que también podemos actuar como una piña sin importarnos procedencia, idioma o ideología, cuando se trata de ayudar ante una catástrofe de cualquier índole somos los primeros en remangarnos y tender una mano y si es necesario las dos. Ya lo hicimos cuando el Prestige y lo volvimos a hacer con el 11-M. Somos muy dados a derrotismo y pillería, pero también somos solidarios. Las generalizaciones, como es habitual, no llevan a ninguna parte.

Me he vuelto ha desviar del tema. Intentaré corregirme en próximas entradas. Sin embargo, no puedo terminar ésta sin volver a la entrevista de Ana Pastor al presidente Iraní. Concretamente, sin atender a las circunstancia que rodeaban la entrevista y a una de las declaraciones de Ahmadineyad sobre lo negativo que sería una intervención internacional (occidental) en Libia y otros países árabes dónde se están produciendo revueltas populares en pro de la libertad y en contra de la tiranía de dictadores acérrimos. Sin olvidar, claro está, el último movimiento de la ONU tras dar luz verde a la creación de una zona de exclusión aérea y a las represalias de Gadafi contra sus paisanos nada más conocer la noticia. Vuelvo, además, a hacer referencia a Ana Pastor, ésta vez en el programa de Buenafuente, cuando habla de la hipocresía con la que occidente está actuando contra Gadafi (y también lo hizo contra Ben Ali o Mubarak) mientras hace tan sólo unos meses se fotografiaban con el dictador y le ofrecían su apoyo. Voy más allá, al petróleo y a los intereses geopolíticos-geoestratégicos. Y, más todavía, a la barrera cultural que separa oriente de occidente. En estos momentos occidente debería preguntarse: ¿somos los más apropiados para dar ejemplo?

Antes de felicitarnos por dar libertad a las gentes debemos preguntarnos qué harán con ella.

Edmund Burke (escritor irlandés, 1729-1797)

Read Full Post »