Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Miscelánea’ Category


One of the mos interesting aspects in Greek mythology is the way gods are shown. They seem to be like humans because they act according to their loves and hates, but they are immortal and can meddle in the human lives and fates with their decisions and acts. Nevertheless, one of their features that catches my attention is that Greek gods are vulnerable: they can be taken in. There is, at least, a myth that shows it. I am talking about Zeus‘ deceive myth that appears on the fourteenth chapter of  Iliad. Furthermore, another thing I like about Greek mythology is the influence it had on several cultures and civilizations after it.

hespérides

Roman was the more influenced civilization by Greeks. Since then, there were several myths and legends that have arrived at our days through the Christian religion. For example, the sequence of Greek creation’s myth is similar to Christian one. Besides, Adam and Eve‘s apple passage may have been influenced on Hesperides and Ladon’s myth. They were three sisters deities and it, Landon, was an a hundred-headed snake. All of them guarded the golden apple tree of their garden.

However, Christian religion is not the only one that has been influenced by Greek legends. There is a Scandinavian myth that takes after the story of Charon. It is known as “flying Dutchman“. In both cases, the character was the only person that could sail between the land of the living and the dead. Nonetheless, in the case of Charon, he demanded a price for the route (the way dead people achieved to pay the bill was been put a coin on their lips -or two coins on their eyes, depending on the version- in the moment of their burial). Even, this must have been influenced by Egyptians and their costume of burying people with their wealth. Thereby, as one of the richest cultures and mythologies, Greek civilization as influenced by previous cultures at the same time it influenced on religions, cultures and legends after it.

Last but not least, if you want to know the origin of woman vampires, you must read the Lamia’s myth that is one of the first references about it in literature. She had her children killed in front of her eyes by Hera, wife and sister of Zeus. As a revenge, she got used to killing children and drinking their blood. If Heras had not killed her children, Lamia would have never become a vampire and Jewish could not have used this story to create the myth of Adam’s first wife, Lilith.

Anuncios

Read Full Post »


pinceladas colores“Some days ago I was thinking about gardening. I have green fingers: everything I touch grows well, although I practise it once in a blue moon. I decided to grow some roses and daisies up, but I couldn’t buy any seeds due to the ‘Blue law’: it was Sunday and all the shops in the town were closed. So I finally went to visit my friend Sarah. Even though she seems to be a spoiled girl because she has blue-blood running through her veins, she is a true-blue and humble girl. When I arrived at her house, she told me about her holidays in Rome enthusiastically. I was green with envy! I came to a decision: I would go to Rome next summer. However, when I went to the bank I checked I was penniless. Out of the blue, a man with a balaclava wen to into the bank and started to shout at everyone. I quickly reacted and called the police. They came straight away and caught the thief red-handed stealing the money. The bank manager gave me a cheque as a reward. In less than 30 minutes I passed from being in the red, to be in the black! Now, I had enough money to go to Rome, to improve my garden and to paint the town red and celebrate it!”

Of course, this story is an invention, but it is also a good example to show how you can paint your words. More than the classical colour idioms to express feelings (“to feel blue”, “to go red/white”, “to see red”, “to turn white”…), according to my dictionary there are a lot of English expressions not related with moods that paint our language and turn our wold more colourful.

pinceladaIn fact, most languages have their own colour expressions and all of them reflect different ways people see their world. Actually, in many cases, no one knows neither were they come from nor who makes them up, but I’m sure they make our language richer and more beautiful.

As a painter colours his pictures,  take your palette and paintbrushes and paint your words and world in the colour you prefer!

Read Full Post »

No soy una persona formada


Mis padres se han llevado un gran disgusto. Han descubierto que después de seis años en la universidad y tras haberse sacado dos carreras, su hija  no es una persona formada. Miles de euros tirados a la basura, en lugar de ser utilizados para criar cerdos y comer jamones.

Al tajo [y perdón por el parrafazo que sigue]. Resulta que me enteré de una beca interesante para trabajar en el extranjero y decidí presentarme. El “problema” fue que el plazo terminaba justo el día después. Tras leer concienzudamente las bases de la misma, me lancé de lleno a una maratón por reunir toda la documentación. Tras una tarde de ir de un lado para otro reuniendo los papeles -mil fotocopias por aquí y otras tantas por allá- y de escribir la puñetera carta de presentación, rellené el formulario de inscripción y me fui directa a correos a enviarlo para que entrara en plazo. Lo conseguí. O eso pensaba yo.

A la mañana siguiente, después de desayunar, mirar el correo, inscribirme en unas cuantas ofertas de trabajo on-line (empiezo a pensar que no sirve para nada, porque después de casi seis meses sólo me han llamado una vez para hacer una entrevistas…), mandar un fax, ir a comprar el pan, entregar varios currículums en persona (para que, casi con toda certeza, acaben en la papelera -o, en el mejor de los casos, en el contenedor de reciclaje-) y volver a casa y poner la mesa, me llaman por teléfono. Debía de ser la 13:15. Una funcionaria del Ayuntamiento (de cuyo pueblo no quiero acordarme) al que yo había enviado los papeles de la beca me comenta que hay un problema con la documentación que les he enviado (por correo urgente, como podéis ver) y que si no se la vuelvo a enviar no me podrán admitir entre los preseleccionados. Ante mi sorpresa, le pregunto cuál es el problema y ella me responde que falta un cuño que acredite que se ha enviado la documentación en plazo. No salgo de mi sorpresa. Le digo que para eso ya está el matasellos. Pero ella insiste en que así constaba en las bases de la beca y que sin él mi documentación no será aceptada. Tras comprobar que el teléfono desde el que me llama es un movil normal y corriente (sin extensiones raras ni números quilométricos a los que es imposible devolverles la llamada), me despido amablemente y me pongo a leer las bases por enésima vez.

Fundamentación, Objetivo de la convocatoria, Requisitos de los beneficiarios, Duración y contenido, Incompatibilidades, Documentación y presentación de la solicitud, ahí está. Leo, releo… nada, aquí no hay cuño que valga. Sólo se indica la documentación que hay que enviar, la dirección a la que hay que enviarla y poco más. Nada de cuños por ningún lado. Sin más intención que explicar que yo he enviado la documentación tal cuál se indica en las bases, llamo al ayuntamiento y me vuelve a contestar la misma persona. Muy amablemente me pasa con la responsable de las becas. Aquí se acabo la amabilidad.

Le explico la situación y me contesta que en las bases pone que en Correos me tenían que cuñar la solicitud (cuñada estaba con la fecha, hora y oficina desde la que yo había enviado la documentació -además de aparecer en el matasellor…-). Le explico que la solicitud está cuñada a pesar de que en las bases de la beca no aparece que deba estarlo por ninguna parte. Además, le reitero que el cuño que ellos dicen que falta no es el de la solicitud sino el que debe constar en el fax que yo he enviado por la manaña. Y que si ya tenían ellos la solicitud con cuño, no veía por dónde el problema era un fax en el que lo único que se indicaba era que yo había enviado la solicitud, ni más ni menos. [Era un folio, redactado por mí en el que se indicaba que había hecho llegar los papeles para optar a la beca en plazo y que así se acreditaba en el matasellos y cuño de correos que aparecían en el sobre y en la solicitud, además de en el resguardo de envío urgente que incluí en el fax].  Yo, sin perder la calma en ningún momento (y eso que eran las 13:40 y el plazo terminaba a las 14:00), intenté hacerle entrar en razón, pero ella erre que erre hasta que al final me espetó:

Es que nosotros escribimos las bases pensando que las va a leer gente formada

Eso no me lo dice dos veces en persona.  Ahí me indigné, pero guarde la compostura, me despedí de ella y arranqué a correr hacia Correos. Allí llegó la odisea, segunda parte. Los de Correos no pueden poner un sello de que han expedido una carta -aunque tengas el justificante delante- porque no pueden corroborar que tú has enviado esa carta. Sí, da igual el justificante de envío o lo que tengas, no pueden “dar fe” de un envío que ellos mismos no han realizado. Eso me parecía correcto, pero ante mi situación de desespero mi cabeza se empeñaba en conseguir el dichoso sello. La chica de correos, comprendiendo mi situación, me hizo explicarle el problema con tranquilidad (lo agradecí) y se puso a buscar una solución para que mi fax llegara a tiempo y cumpliendo todos los requisitos de la beca. A todo esto, el reloj marcaba las 13:55 y yo seguía sin cuño. In extremis y, sí y sólo sí, porque el papelito era para un Ayuntamiento, me pone un sello y lo envía. Dong, dong, dong, dong. Las 14:00 en el reloj y el fax por entrar. Yo desisto y me digo a mi misma que debería reclamar las pelas que me ha costado el envío urgente y el fax de los cojones las narices, hayan o no hayan llegado los papeles (léase, el fax) a tiempo. Pero primero, decido esperar a ver si me han preseleccionado o no, después ya veré.

Y ví, claro que lo ví. Preseleccionada por documentación sí, pero de ahí no pasé… Para mí que lo hicieron a posta, lo de preseleccionarme al principio para que no diera la tabarra, en la selección no me meto por falta de datos. Pero bueno, yo ahora antes de enviar el papel que sea, llamaré quince veces a ver dónde hacen falta cuños -además de los que ponga en las bases- y pediré que no se den por supuesto cosas que no aparecen en las bases, más que nada porque no está la situación ni el país como para ir pendiendo oportunidades por culpa de un cuño. Mejor dicho, por culpa de no ser una persona formada y dar por supuesto cosas que no aparecen por ningún lado. A la próxima les envío la partida de nacimiento, el empadronamiento, la cartilla de la Seguridad Social, el DNI, el carnet de conducir… y la fotocopia de los dos títulos universiarios, por si quieren empapelar la casa.

Read Full Post »


Se ha terminado el verano, al menos oficialmente porque buen tiempo sigue haciendo. Ha empezado el curso académico para los pequeños y los mayores. Ya no hay niños correteando por las calles corriendo a que sus madres les den la merienda mientras ellos no despegan los ojos de la videoconsola. Así de triste: los niños de hoy en día no juegan entre ellos o al menos no tanto como deberían. Ya no es la televisión la culpable, ni los cursos de vete-a-saber-qué a los que sus sufridos padres les apuntaban para quitárselos de encima mientras ellos trabajaban. Los cursos siguen existiendo, la televisíon también y las videoconsolas e Internet le ganan la batalla a todo esto. No culpo a los horarios de trabajo, hay que comer… Culpo a copiar los estereotipos de los adultos en los niños. Culpo a que cada vez hablamos menos y contactamos más con los que más cerca tenemos por las redes sociales y sucedáneos que en persona. Culpo a que si no hay una maquinita de por medio parece que nos tenemos miedo unos a otros. Esos pequeños diablejos que rondan por casa no deben crecer intermediados por máquinas. No hay nada mejor que pegarse hostias (sí, hostias) en la calle mientras juegas al pilla pilla o al escondite o montas en bici o juegas con el balón o a las canicas/tazos/chapas… No hay nada mejor que comentar los dibujos animados e imitarlos jugando en el patio del colegio. No hay nada mejor que ir a tus padres con la libreta de matemáticas a que te saquen de apuros y ver como se rebanan los sesos intentando recordar como se hacía una raíz cuadrada o como se dividía llevando.  No hay nada mejor, digo, que el contacto real con los que tenemos cerca. No seré yo quien diga que la tecnología no nos ha ayudado, pero también nos ha hecho perder un poco de nosotros mismos, nos ha distanciado.

Una de las historias que recuerdo del verano es la de la “Horchata”. Una pregunta y una respuesta que, aunque no tienen nada de original, recuerdo con cariño. La hache, letra muda y no siempre valorada, fue la culpable. Yo nunca me llevé bien con ella (al igual que con la b, la v, la g y la j, sí ya sé que lo de las dos últimas es para matarme, pero ya lo tengo superado) y cuando llegaba el verano siempre preguntaba: “Mama/papa, ‘horchata’ se escribe con ‘h’ o sin ‘h’? y mi madre o mi padre me contestaban: “con ‘h’, sin ‘h’ sería ‘orcata de cufa'”. Seguro que los niños de hoy en día, en lugar de preguntar a sus padres, preguntarán a Google… En mis recuerdo siempre estará mi familia y mis amigos: jugando, riendo, aprendiendo cosas nuevas (montar en bici es todo un clásico). Espero que los niños de hoy en día, cuando piensen en su infancia tengan algo mejor que recordar que un videojuego o la pantalla del ordenador.

Ya sé que suena catastrófico y poco halagüeño, pero lo veo así y no me gusta. O nos dejamos de tonterías o esto es lo que hay. Y sí, lo digo escribiendo en un blog. No he dicho que no se pueda compaginar todo, que se puedo, lo que no debe ser es que la tecnología nos domine y se inmiscuya en todos los aspectos de nuestra vida hasta el punto de sabotear hasta las relaciones interpersonales. Una cosa es el avance tecnológico y otra muy distinta que parezcamos máquinas todo el día con botones en los dedos, cargadores de mil y un aparatejos por los cajones y con una dependencia cada vez mayor a todo objeto con conexión a Internet. Una cosa es la tecnología y sus avances, digo, y otra muy distinta la dependencia a ella.

Read Full Post »


Pensaba que ya lo había visto todo en cuanto a viajar en tren. Sí, ese concepto simple y placentero llamado ir en tren que en el trayecto Murcia-Alicante-Valencia tiene poco de simple y menos aun de placentero. Después de seis años, aproximadamente cuatrocientos viajes (dos viajes semanales durante todo el curso académico, exceptuando fiestas y puentes) y un pastizal si me pongo a sacar la cuenta de lo que me han costado los viajes a lo largo de todo este tiempo, Renfe me sigue sorprendiendo. Sorprendiendo para mal.

Superado el hecho de recorrer un trayecto de media distancia en trenes de cercanías, superado el hecho de ir de pie aunque hayas pagado un billete en el que pone que tienes asiento (muchas veces como sardinas en lata, sin espacio vital mínimo, o en su defecto sentados encima de la maleta o tirados en medio del pasillo o en los escalones de salida del vagón o en los ‘cuartitos’ guarda bicicletas y equipajes…), Renfe se superó hace dos años, el día de Reyes al sólo programar dos regionales desde Murcia a Valencia en todo el día: uno temprano por la mañana (sobre las seis) y otro a las siete y media de la tarde con sólo tres vagones… En éste último fue en el que yo hice uno de los viajes más extraños: mis pies no tocaban el suelo, ya que me encontraba sentada encima de maletas ajenas (sus dueños se encontraban hacinados por los pasillos y las maletas se amontonaban hasta en el baño) que colapsaban todo el espacio entre vagones y tenía que llevar mi propio equipaje sobre las piernas pensando que como el tren frenase la leche iba a ser monumental. En ese momento pensé que Renfe no podía superarse, pero lo ha hecho.

No seré yo la que niegue que todo tiene su parte buena, ya que en los viajes sentados en el suelo o dónde se podía, siempre se hacen amigos. Pero no compensa tanto como debería. Sí, ya sé que desde el curso pasado (2010-2011), Renfe ha mejorado un poco los trenes: pero no ha aumentado la frecuencia de viajes en el trayecto Murcia-Alicante-Valencia. No, eso sería hacer las cosas bien. En su lugar lo que ahora tenemos es un tren más cómodo (de eso no me quejo) pero también más caro (eso me toca un poco la moral), eso sí, de aumentar el número de trayectos nada de nada, aunque si han aumentado los vagones. Pero si no tienes billete te quedas en el suelo. Aunque el tren esté vacío. Sí.

¿Cómo es posible que en un tren vacío no queden plazas? A mi sólo se me ocurren cuatro explicaciones y sólo una de ellas es realista.

La primera. Todos los viajeros que tenían que subir desde las estaciones de Murcia hasta la de Novelda se han quedado dormidos. De ahí que, aunque no hubiese nadie en los seis vagones del media distancia de ayer por la mañana, en realidad tendría que haber estado lleno. Habitual no es que el tren llegue lleno desde Alicante un lunes a primera hora, pero tampoco es imposible. Lo imposible es que todos se hayan puesto de acuerdo para hacer el mismo recorrido y quedarse dormidos y no acudir después de haber comprado el billete.

La segunda. El tren iba vacío hasta Villena y allí se llenó completamente. No negaré que en Villena sube mucha gente, pero no hasta el punto de ser unas 260 personas (‘per el conte la vella’: 40 plazas por 6 vagones redondeando a la baja y quedándome corta seguro) las que suban al tren. No me lo creo. En Villena pueden subir unas 60 personas de forma excepcional un lunes, pero 260… ni un domingo al inicio de curso.

La tercera. Aunque no pudiésemos ver a los viajeros, ellos estaban allí. Eran fantasmas.

La cuarta. Ya que con la tercera se me ha ido bastante la pinza, voy a la única que me puedo creer. Renfe nos ha timado. ¿Por qué? Pues porque no pudimos subir a un media distancia en Elda-Petrer que con Carnet Jove sale por unos 10.60 € (hora y media de trayecto y cuatro paradas  -una de ellas, la de Sax, fantasmal- hasta llegar a Valencia) y en su lugar tuvimos que esperar media hora más y subir a un Talgo (viejo como el solo) cuyo precio (también con descuento, con tres paradas -la de Sax no la hace- y con el mismo tiempo de viaje) que nos costó el ‘módico’ precio de 18,65€. Esto en mi pueblo se llama estafa. Si llego a estar en la vía 2 cuando llega el tren vacío me hubiese subido sin pensarlo. De la multa, si es que me la hubiesen puesto, ya me preocuparía después.

Hablo de timo y no sólo en este episodio. Porque lo que es un timo es el precio en sí del viaje en Talgo. Desde Alicante a Valencia, el trayecto que dura 1h 22 min. (según la web de Renfe, aunque después siempre es un poco más) cuesta 23.10€ un billete de adulto. Sin embargo, para el trayecto Valencia-Barcelona, el precio es de 39.60€ y el trayecto dura 3h 39min. Si saco cuentas, un trayecto que dura más del doble de tiempo que el de Alicante-Valencia, debería de costar más del doble, pero resulta que, si comparamos, sale más rentable.

Alicante-Valencia–>1h 22 min–>166 km–>23.10€–>0,14€ el km–>3.54€ el minuto

Valencia- Barcelona–>3h 39 min–>349km–>39.60€ (71% más)–>0,12€ el km (17% más barato)–> 5.53€ el minuto (56% más)

Según mis cálculos debería ser (regla de tres):

Si 1h 22 min cuesta 23.10€, entonces 3h 39 min deberían costar 61.69€

Si 166km cuestasn 23.10€, entonces 349km deberían costar 48.66€ (me decantaría más por ésta suma o por una especie de media entre ambas, algo así como 55.18€, pero me conformaría si el precio fuese el anterior).

Un viaje en un mismo tipo de tren que dura más del doble debería costar más del doble, pero no es así (alguien me podría hablar de los rendimientos a escala y demás, pero hoy no me sirve). Si a eso le unimos el ansia por el corredor Mediterráneo en tiempos de crisis (siempre ronda pero nunca cuaja) tenemos que Renfe sólo se acuerda de que estamos cuando pasamos por caja. Debería de cuidarnos más, debería de cuidar mucho más a los estudiantes porque, como mínimo, van a utilizar sus servicios 4 años, si no se cansan antes y tiene la posibilidad de cambiar el trayecto en tren por el de coche (que las cuentas salen). Hay que potenciar el transporte público, hay que potenciar que la gente no viaje sóla en su coche, hay que cuidar el medio ambiente, etc, etc, etc. Pues aquí como en el metro, el autobús y demás vehículos de transporte de viajeros: hay que hacerlo, pero no se puede a estos precios y con el servicio que se presta.

PD. Mientras escribo esta entrada no puede faltar música y la canción elegida ha sido una de La Pegatina

Sí, soy una exagerada, pero más de una vez vi plausible el hecho de ir en el techo…

PD2. En el enlace a la información del tren se puede leer que tienen una “Zona de ocio multiuso” ¿alguien sabe qué es eso y dónde está?

PD3. En los Regionales Express (coletilla que sólo sirve para que te cobren un poco más) y en los Regionales (sin adjetivar) pusieron unos cartelitos muy graciosetes advirtiendo que si subías al tren sin billete la multa podía llegar a los 50€. La gracia la tenía las situaciones irrisorias que se daban en el tren en cuanto a asientos y billetes. Pero lo que más risa daba era un cartelito que había en todos los vagones y que informaba de la capacidad de los mismos. Decía algo así como: 80 asientos, 135 plazas.  Después Renfe decía por activa o por pasiva que no se vendían más billetes que los que permitía la capacidad del tren. No lo dudo, pero las condiciones eran (y son) para verlas y vivirlas. Pero ya que estamos y que sabemos que vamos a ir de pie (en algunas estaciones cuando compras el billete te lo dicen y te cuñan el susodicho para que así conste), podrían hacer diferenciación de precios: si vas sentado el precio normal y si vas de pie pues que te hagan descuento y si un “sin asiento” se sienta y el revisor lo pilla, pues a pagar la diferencia y problema resuelto, digo yo.

PD4. Las cifras de la comparativa ya están correctas. Gracias a Elisa por la correción.

Read Full Post »


¿Como es posible que los tubos de dentífrico que, además de ser blanca, tiene otros colores, no se mezclen? Es curioso comprobar como sea por donde sea que aprietes los colores siguen saliendo perfectamente diferenciados, sin mezcla alguna, formando el mismo dibujo hasta casi el final de la existencia del tubo.  ¿Cómo meten la pasta en el tuvo para que esto ocurra? ¿Cuanto le pagan al duendecillo verde que se esconde en cada tuvo para que la pasta salga de colores con unos límites perfectos? Todo un misterio.

Nada tienen que ver mis divagaciones matutinas sobre objetos cotidianos con la triste noticia del fallecimiento de Sydney Lumet (1924-2011). La crítica corrosiva, ácida, era un elemento esencial en muchas de sus películas. En mi mente quedó grabado el soliloquio de “Network” (para el que no tengo adjetivos suficientes para calificar. Fue la escena que primero me vino a la mente al enterarme de la noticia. Después empecé a recordar “Antes de que el diablo sepa que has muerto” (2007) película que vi a ciegas, sin saber ni de qué iba ni quién la dirigía ni quienes eran los actores, simplemente me gustó el título (después también lo hizo la película). No puedo olvidar, tampoco, “Doce hombres sin piedad” (1957)… brillante. Y, por supuesto, New York, su ciudad de adopción que fue el escenario elegido para rodar gran parte de sus películas. Lumet trató de mostrar lo que rodea a la grandiosidad de los rascacielos, la parte menos elegante, menos elitista, más cercana y por ello cruel de la gran manzana. Descanse en paz uno de los grandes del cine, otro más que se nos va.

Parece que últimamente los amantes del cine nos estamos quedando huérfanos a pasos agigantados. No es que seamos unos nostálgicos del star system o de la “generación que cambió Hollywood” en los 70, simplemente es que la artesanía del cine se va con ellos y es triste desprenderse de tales artesanos. Ahora prima la tecnología sobre la artesanía y el impacto visual sobre el guión y la técnica cinematográfica. Es aburrido ir a cine a ver una película en la que sólo hay planos generales, primeros planos, planos medios, con suerte dos travelling y poco más. Eso sí, a toda velocidad para dar sensación de movimiento frenético. Cuando veo una película así (y por desgracia no voy al cine tan a menudo como me gustaría) me pregunto: te dieron el dinero, te dieron los medios, te plantaron delante al actor del momento para atraer a más público a la sala, ¿y sólo has sido capaz de hacer esto? Deprimente. Después hay grandes genios del denostado corto que hacen verdaderas virgerías con la cámara (¡con sentido! ¡planos que por sí tienen significado! Eso hace tiempo que no lo veo en los largos) y no tienen un duro para rodar una película en condiciones. Sin embargo hay otros que haciendo verdaderos bodrios tienen pasta para hacer no una, sino tres y cuatro películas… Tenemos el cine que nos merecemos aquí y en EEUU, que ninguno se salva.

La mejor imagen para ilustrar cómo me siento al salir del cine y ver los despropósitos que nos venden

El otro día vi el documental “Un cine como tú en un país como éste” (2010) de Chema de la Peña, lo pasaron por La2. Trueba, Maura, Resines y Colomo, entre otros, contaban como fueron su primeros pasos en el cine, como experimentaron y consiguieron triunfar con una mano delante y la otra detrás en la mayoría de los casos. Ese es el espíritu que debería volver a imperar en el cine: nada de esperar a que te den el dinero, ni a subvenciones ni a nada de nada, a buscar gente que quiera meterse en un proyecto bueno y a rodar como sea, a moverse y a conseguir un hueco. Esto es como todo, nadie da nada si uno no sabe sacarse las castañas del fuego.

Por hoy termino aquí, un día de estos retomaré el tema y hablaré con más calma y con más profundidad que hay mucho de qué hablar.

Read Full Post »

Older Posts »