Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19/02/14


Columna radiófonica emitida el 19 de febrero de 2014 en el programa “Pa’ que veas” de Radio Monóvar (sección ‘En el punto de mira’).

Hay dos cosas muy típicas en España. Una es la siesta y la otra el “nepotismo”. La primera os sonará más y puede que incluso la practiquéis. La segunda, aunque el nombre no os resulte familiar, la conocéis y, por desgracia, la padecéis.

Se queja la revista The New York Times de nuestra costumbre de cenar a las 10, de ver la tele hasta las tantas y de dormir la siesta. El rotativo The Telegraph en septiembre ya calificó la siesta de “serio retroceso” que frena nuestra productividad. En lo del horario, tienen parte de razón, pero en lo de la siesta… ¡Ni que pudiésemos dormirla todos los días! La siesta es una costumbre que, a lo sumo, es diaria en verano, pero el resto del año se practica más bien poco. Hay problemas más importantes que no es que lastren nuestra productividad, sino que socaban nuestra economía y van en detrimento de la creación de empleo. Me refiero al “nepotismo”. Con un ejemplo entenderéis de qué hablo.

Fuente: lainformacion.com Viñeta de Ferran Martín (23/03/2012)

Hace unos días conocíamos que el President Alberto Fabra había decidido ascender a su supuesta pareja sentimental, de un discreto segundo plano, a la secretaría autonómica de Organización, Coordinación y Relaciones Institucionales. Ascendía a dedo a una persona de su confianza para tratar de limitar las filtraciones a la prensa de los últimos meses. Pero el tiro le ha salido por la culata, porque la susodicha ascendida, supuestamente malversó fondos públicos con los que se pagaron estancias en hoteles y facturas del supermercado.

Dicho sea de paso, a mi la vida privada del President de la Generalitat me importa bien poco, pero aquí no se trata de cotilleo, sino de sinvergonzonería. Estamos delante de un nuevo caso de enchufismo o, hablando con propiedad, de “nepotismo”, que es la palabra que el diccionario recoge para denominar la “desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos”. Uno de los peores males que padecemos, aunque, por desgracia, parece que ya estamos anestesiados.

El problema no es lo que come el tiburón, el problema es como devoran las rémoras
Fuente: http://www.e-faro.info (30/05/2010)

Cuando nos tocan algo tan “sagrado” como la siesta nos hace gracia y aprovechamos para despotricar sobre la falta de conocimiento que se tiene de algunas de nuestras costumbres. Espero que el día que traten el tema del “nepotismo” y la dedocracia sea porque ya hayamos hecho algo al respecto. Que al menos esta vez no esperemos a que nos peguen un rapapolvo desde el extranjero para actuar. Que parece que es también es una costumbre muy nuestra.

Read Full Post »