Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17/01/11


Si en estos momentos tuviese puesto un sombrero, me lo quitaría por el magnífico guión de Aaron Sorkin. Sentía curiosidad por ver qué había hecho el creador de El Ala Oeste de la Casa Blanca con el guión de una película peculiar y diferente sobre la red social más conocida, Facebook. Maestro, ya que en los Globos de Oro la película se ha salido (mejor película, mejor director, mejor guión y mejor banda sonora), allá va la crítica.

Sinopsis (spoilers): La red social (The Social Network) cuenta cómo nació, envuelta en polémica, la red social Facebook. Fue el 11 de enero de 2004, cuando Mark Zuckerberg, un estudiante de Harvard, después de que lo deje su novia (Erica, interpretada por Rooney Mara) y de que colapse la red intenta del campus, decide montar un sitio Web que conecte a las “colegas” de la universidad. La idea no surge a la primera. Cuando su novia lo deja, guiado por el despecho, bloguea a la vez que crea una Web en la que se puede votar a la chicas de su campus. Es una manera de vengarse de su novia y del resto de féminas. Debido a la mala imagen que le crea la Web y gracias a la misma, contactará con unos estudiantes pertenecientes a una fraternidad que le proponen que desarrolle un sitio Web para conectarse con los de la hermandad y los del campus como signo de distinción y de exclusividad. Zuckerberg va más allá y en lugar de desarrollar la idea inicial que le proponen, el monta Facebook con la ayuda de sus amigos (uno pone el dinero, el otro le ayuda a programar y a vender la Web…). Aquí empiezan los problemas, las demandas, la fama y el éxito.

Crítica: David Fincher se rodea de un elenco de actores jóvenes y no excesivamente conocidos (Jesse Eisenberg, Andew Garfield, Justin Timberlake) para llevar a la gran pantalla un guión de Aaron Sorkin basado en el libro Millonarios por accidente, de Ben Mezrich. Todo ello bañado con una banda sonora potente a cargo de Trent Reznor y Atticus Ross. El resultado: impecable.

No se trata de una película de adolescentes universitarios que se la pasan de fiesta en fiesta, que en parte también –pero no al estilo convencional-, se trata de una película sobre el apabullante y rápido éxito de un sitio Web que llega por sorpresa y que conlleva problemas para su creador. El creador, Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), es un tío inteligente, muy inteligente, pero con escasas capacidades de comunicación y socialización (o al menos, da esa imagen). Es un chico al que el éxito de Facebook le viene demasiado grande. Y es aquí, en medio del éxito y queriéndose aprovechar de la debilidad o falta de personalidad de Zuckerberg, intenta encauzarlo y llevarlo por dónde él quiere. Se trata del creador de Napster, otro joven que revolucionó la red y que en el film está interpretado por Justin Timberlake. Su interpretación sorprende gratamente. Sean Parker (Timberlake) llega a Facebook para aprovecharse del éxito de Zuckerberg. Intenta apartar a éste de sus (pocos) amigos. En definitiva, que intenta aprovecharse de la situación con el beneplácito del creador de Facebook que lo ve como un gurú a seguir con los ojos cerrados. El papel Eduardo Saverin, interpretado por Andrew Garfield, también es brillante: se trata del amigo que financia los servidores y demás de Facebook en sus inicios, además de ser el mejor amigo de Zuckerberg. Y, parafraseando el guión, es que el chico (el creador de Facebook) no es que sea gilipollas, pero se empeña en serlo.

Ya que hablamos del guión, Sorkin ha creado una historia verosímil, llena de diálogos inteligentes, rompedores y con mucha fuerza. La prepotencia de Timberlake, la indiferencia y racionalidad excesiva de  Eisenberg, lo emocional de Garfield… todo encaja, se ve como un conjunto coherente. Se nota la pluma magistral de Sorkin detrás de cada palabra, de cada silencio.

El aspecto técnico, está cuidado y el resultado es perfecto. Tanto la dirección, como la fotografía, vestuario (aquí no era demasiado difícil conseguir un buen resultado. Por cierto, me gustó el estilismo de Zuckerberg cuando sale de la facultad corriendo, en pleno invierno, con pantalón corto, chanclas y calcetines….) y la banda sonora. Todo ello ayuda a que veamos un mundo real, verosímil, creíble que concuerda con las expectativas que tenemos.

Valoración: No sé si se merecerá todos los premios que se está llevando (y los que se llevará) porque no he visto el resto de películas, pero la verdad es que la película está muy bien. La prepotencia de los protagonistas, la maestría del guión, la complejidad narrativa de trasladar el mundo de la red a la gran pantalla. La red social es entretenida, coherente, inteligente y su ritmo no decae en ningún momento. Una buena película.

 

Curiosidad: En la página web oficial de la película si pones el puntero sobre la imagen del jabalí se despliega una especie de menú en el que se lee un trocito de la sinopsis del film. Pues bien, hay un error: no es 2007, sino 2003 (aunque naciese en 2004) cuando se empieza a gestar Facebook. Si le das a la opción de leer más la información es la correcta.

———–

Como ya he comentado arriba, La Red Social se hizo con 4 premios. Se quedó fuera de varios grandes (aunque se llevó la mayoría), entre ellos los de mejor actor, cantadísimo para Collin Firth, y el de mejor actriz (tampoco fue ninguna sorpresa) para Natalie Portman. Una de las cosas buenas de la gala fue volver a ver, recuperado, a Michael Douglas, cuya aparición llegó a eclipsar el premio a toda una carrera que le dieron a Robert DeNiro. Una de las cosas malas, para más de uno, fueron las bromas del presentador. Pero no iba yo ha hablar de esto, sino que iba a referirme a la parte más frívola: el vestuario, la alfombra roja.

Para mí las mejores vestidas fueron: Olivia Wilde (iba de princesa, el vestido era increible y el estilismo sencillo que el vestido ya lo era todo -aunque los zapatos eran horribles-), Sandra Bullock (algunos dirán que el cambio de look no es apropiado y mil cosas, pero me gustaba tanto el nuevo peinado con el vestido) y Eva Longoria (pelo y vestido, perfectos).

Las peores vestidas fueron: Halle Berry (no se sabe si es un vestido extraño o que va en ropa interior…),  Helena Bonham-Carter (fiel a su extravagante estilo, fue de sí misma con un zapato de cada color, pero es que es rara de narices) y January Jones (¿trikini con flecos? Los padres fueron originales con el nombre: Enero…).

Otras mal vestidar fueron: Cristina Aguilera (está bien que vayas de Burlesque y que promociones y demás, pero…), Natalie Portman (¿quién le diría que se pusiese el floripondio entre las tetas?), Jennifer López (ese vestido blanco con gasilla….), Michele Williams (estampado de mercadillo -y no me malinterpreteis que lo digo porque con lo que le ha costado… podría ser mucho más bonito-), Julianne Moore (intento de quimono rosa) o Angelina Jolie (vestido color turquesa con hombreras… ¡qué repelús!).

Eso es todo por hoy.

Read Full Post »